SERVICIO DE TV ABIERTA (ANALÓGICA Y DIGITAL)

Históricamente en la Argentina se ha adoptado el estándar PAL-N para la TV ANALÓGICA y luego el ISDB-T para la TV DIGITAL (en transición). Esta adopción sólo es a los efectos de la TV ABIERTA por aire, para el público en general, no para otros servicios (para un público determinado). Este servicio presenta ciertas características que lo IDENTIFICAN (sin perjuicio de los otros servicios que lo complementan) por ejemplo:

ABIERTO: al público general (indeterminado), que incluye a receptores de otros servicios (con público determinado).

DIRECTO: sin ningún tipo de intermediación. El titular del sistema de transmisión (transmisor + antena) es el responsable ante la sociedad y el Estado de lo que se emite dentro de su espacio espectral asignado (6 MHz., de acuerdo a la norma nacional e internacional, tanto para la TV analógica como para la digital).

GRATUITO: la recepción es libre y anónima. No hay ningún contrato de suscripción. Al titular del canal radioeléctrico (ya sea licenciatario o autorizado) se le permite emitir en un espectro de frecuencias que es escaso, que pertenece a la comunidad y es administrado por el Estado. Sería como un “megáfono” en una plaza pública o una “colectora” de una autopista, pero sin peaje.

MUST-CARRY: a partir de la propia identidad del servicio existe la obligación de la distribución de sus señales por medio de otros sistemas que brindan otro tipo de servicio para un público determinado (Por ej.: sistemas audiovisuales por vínculo físico).

SENCILLEZ INTRÍSECA: tecnología sencilla y adecuada al servicio que se presta. Diversos sistemas de transmisión (independientes) distribuidos territorialmente, con o sin conexión unos con otros.

UN ÚNICO VÍNCULO: para su llegada al público receptor (sobre un espacio espectral de frecuencias, cada vez más escaso) posee un único vínculo, el espectro radioeléctrico atribuido a este servicio, es decir, destinado a tal fin.

INSTANTANEIDAD: tanto en la TV analógica como en la digital (con un breve retardo) se posibilitan transmisiones de TV abierta en vivo y en directo de todo tipo de eventos, así como también un periodismo con la participación de los televidentes.

COBERTURA: con la TV analógica irradiada es mayor la cobertura territorial (ya que la señal persiste pese al ruido radioeléctrico), comparada con la señal de TV digital; pero esta última permite repetición en la misma frecuencia (SFN), manteniendo siempre la misma calidad (sin ruido radioeléctrico). Esta ventaja de la TV digital (aérea) se manifiesta también en el cubrimiento de ciudades sin que aparezcan rebotes en los edificios (llamados “fantasmas”). La modulación digital es muy robusta al respecto.

CANTIDAD ILIMITADA DE RECEPTORES: en el área de cobertura (aérea) tanto en la TV analógica como en la digital pueden haber millones de receptores, simultáneamente encendidos (sin necesidad de equipamiento adicional).

POSIBILIDAD DE ENCUENTRO CON NUEVOS CONTENIDOS: este servicio denominado también como de TV “lineal”, suele permitir un encuentro con la información o formación requerida (sin buscarla específicamente).

COEXISTENCIA DE AMBOS ESTÁNDARS: con la tecnología actual es imposible establecer un servicio adecuado con la TV ABIERTA DIGITAL en bajas frecuencias, debito al típico ruido radioeléctrico (por ej. en VHF).  Esto implica la conveniencia de seguir usando esas bandas de frecuencias con el destino (atribución) actual para la radiodifusión televisiva ANALÓGICA en zonas de estricto interés LOCAL, lo cual implicaría también numerosas fuentes de trabajo genuinas en un mercado también local, sumando las numerosas localidades pequeñas de nuestro país, sobre todo si se tiene en cuenta la migración de canales a la banda de UHF para la TV digital.

MÚLTIPLE USO DEL CANAL ASIGNADO (en la TV digital): según sea el titular del servicio (ya sea licenciatario o autorizado) el estándar adoptado siempre permite el uso de TODO el canal de 6 MHz. asignado, con múltiples señales de transmisión de 24 hs. simultáneas, ya sea en radiodifusión sonora o televisiva, para su recepción también con múltiples y variados dispositivos receptores, como así también utilizando todo el ancho de banda del canal asignado, pero con la máxima calidad de imagen y sonido que implica un solo canal de transmisión.

BASE DE SUSTENTACIÓN: permite un sistema “multimedia” que tenga en cuenta todos los demás servicios, ya que los mismos se complementan entre sí.

Fuente:
www.telemision21.com.ar
Buenos Aires, Enero de 2018