DEBER DE LOS QUE MÁS SE LE HA DADO

Es de “perogrullo” esta verdad, pero lamentablemente no se cumple demasiado, en la práctica, si vemos cómo se desenvuelven en general los medios masivos de difusión en la Argentina.

Aquellos medios que tienen algo mejor para transmitir, no lo hacen suficientemente, porque a veces no le dan espacio o se lo restringe, ya que, sin embargo, el derecho lo tienen.
Incluso dentro de esos mismos medios no dan tampoco algún espacio a aquellas personas y entidades que pueden colaborar en ese sentido.

Convengamos que habría muchas razones para que esto suceda y habría que preguntarse por qué. Muchas veces sería por desconocimiento y otras porque no habría una conciencia de la importancia que tienen los medios de difusión masiva para nuestro país, a fin de poner un poco de luz en las cuestiones que nos agobian en todos los ámbitos.

Por ejemplo, en muchos medios a menudo se hace muy visible sólo lo banal o negativo de lo acontecido, que si bien esto último es algo real, es el resultado de un camino desviado que lleva a eso, pero lamentablemente a veces no se lo visibiliza a partir de un razonamiento lúcido para evitarlo, que podría ser muy positivo para la gente.
Lo mejor del ser humano siempre tiene que relucir y no ponerle trabas a ciertas iniciativas, en este aspecto, por razones comerciales u otras. Sabemos que lo bueno y bien hecho también tiene “rating”.

Todos tenemos una responsabilidad muy grande y los dirigentes de diversos ámbitos más todavía, ya que en el mundo de hoy prevalece el “conocimiento mediático”.
En ese sentido vemos que, en los medios masivos, relativamente muy poco se habla de lo “esencial”, que como ya lo decía Saint Exupéry, “es invisible a los ojos”.  

Fuente:
www.telemision21.com.ar
Buenos Aires, 8 de Julio de 2017