ENSEÑAR AL QUE NO SABE

“Enseñar al que no sabe”, es una de las obras de misericordia espirituales que la Iglesia nos enseña a practicar, especialmente en este año dedicado a la Misericordia.

En un lenguaje aplicado a emprendimientos de cualquier dimensión sería “asesorar correctamente” para el cumplimiento de los objetivos propuestos.
Este concepto, aplicado a emprendimientos de carácter mediático, por ejemplo, medios de radiodifusión (sonora o televisiva) del Mensaje del Evangelio, tiene una importancia clave para el cumplimiento de dicho objetivo.

Para el caso de que estos emprendimientos sean de carácter institucional (pertenecientes a la Institución de Carácter Público, Iglesia) esta importancia se eleva al máximo, para lo cual, dicho asesoramiento debe ser sumamente cuidadoso respecto a la diversidad de variables en un tema tan multifacético y delicado. Esto requiere tener en cuenta la mayor cantidad de aspectos sobre el tema, lo cual requiere un buen equipo asesor, a fin de que la conducción tenga en claro las decisiones a tomar.

Por supuesto, nunca las cosas están del todo claras, por lo cual, el papel primordial lo tiene la confianza en la PROVIDENCIA (que actúa a través de personas que a veces no consideramos) ya que nunca nos abandona en este tema de la evangelización a través de los medios.

Fuente:
www.telemision21.com.ar